Quizás nos espere el mar // Proskenion Desatornillado

«Quizás nos espere el mar»
Dirigida por José Ruiz Mercado
Proskenion Desatornillado
10 de noviembre del 2015

 

IMG_0108

IMG_9952 1

IMG_9980

IMG_0028

Encima del pequeño escenario del Rojo Café (José Guadalupe Zuno #2027), se encuentra un cuerpo robusto, derrumbado sobre la tarima y cubierto por una fina tela. A cada lado tiene a dos estoicos músicos que no parecen reparar demasiado en este o siquiera parecen darse cuenta -o importarles siquiera- el hecho de que se encuentren en un foro.

La iluminación baja y una luz mortesina baña a este cuerpo, que de pronto cobra vida y nos la platica. Una historia de insatisfacción, de alcurnia, talento y sinsabor. La historia de Airam, una chica que nació en el ceno de una familia acomodada, que por merito propio la acomodó aún más y que al final fue víctima de su propio hastío por la vida.

Esta es la última obra montada por el laboratorio teatral tapatío Proskenion Desatornillado, proyecto nacido en los salones del CEDART JCO (Centro de Educación Artística José Clemente Orozco) gracias a estudiantes y maestros, que con la misión de visitar, explorar y experimentar de manera didáctica y pedagógica con diferentes corrientes y estilos escénicos, han tomado la tarea de llevar a escena textos tanto de propios como extraños, así como de dramaturgos consagrados, emergentes o locales.

La dramaturgia, así como la dirección de la pieza, fue realizada por el ex académico de la institución antes citada, José Ruiz Mercado, gracias a una invitación hecha por los miembros del laboratorio, luego de que estos hubieran leído el texto -mismo que fue incluido en la antología de monólogos femeninos «Voces impúdicas, vicios políticos y confesiones públicas», editado por ESCENOLOGÍA A.C. (CONACULTA)– y debido a que el director y fundador del grupo, Marco Arturo Montero, cediera las riendas por tiempo indefinido debido a encontrarse actualmente en la ciudad de Queretaro.

Siendo este monólogo montado según las propias especificaciones del autor -al ritmo de blues-, la propuesta se maneja como un proyecto sostenido en la música, misma que desde la primera escena -y el primer acorde- esta nos marca el tono, el ritmo y la tesitura de la misma. Al ser la primera temporada de este trabajo -medio itinerante por el hecho de haberse presentado en más de un foro, aparte del Rojo Café-, se combinó con otra de las obras del repertorio de este laboratorio: «Intaglio» de Alejandro Ostoa -misma que también fue reseñada por Amapola Cultura.

El laboratorio asegura que de esta manera pueden lograr una activación más apropiada e integral de los públicos asistentes a sus trabajos y afirman haber recibido una buena reacción por parte de estos. Luego de haber terminado sus compromisos durante el mes de noviembre, el laboratorio se tomara unas vacaciones durante la época invernal y prometen volver a las armas durante los primeros meses del 2016, tanto con obras de su viejo repertorio, así como experimentar con nuevos textos y propuestas.

Ficha técnica
Dirección y dramaturgia: José Ruiz Mercado
Airam: Cynthia Paulina
Músicos en vivo: Toshiro Rodriguez UyedaLuis Murguía
Iluminación: Ipsaím Ruiz