Exposición “Algo va mal”

Algo Va Mal
Exposición fotográfica
Torre Mind
Guadalajara, MX.

 

Algo va mal

 

Algo va mal

 

Algo va mal

 

Algo va mal

 

Algo va mal

 Fotografías cortesía de Alberto Magno

 

El día llegará, y en los mares inmensos
no veré más mis campos fértiles,
no veré mis árboles verdes,
mi viento cercano, mi cielo claro,
mi lago oscuro, mi sol,
mis nubes, ni veré nada,
nada, únicamente el cielo azul,
inmenso, y todo se disolverá en
una llanura de agua,
en donde un canto o un poema más
sólo serán ríos pequeños que bajan,
ríos caudalosos que bajan a juntarse
en mis nuevas aguas luminosas,
en mis nuevas aguas apagadas.

                        -“El Río”, de Javier Heraud

 

En el marco de las actividades que se programaron para el mes de la sustentabilidad de Torre Mind México. Innovación y Diseño, el pasado viernes 30 de enero se llevó a cabo la inauguración de la exposición Algo Va mal, un recorrido multisensorial que nos acerca a través de la fotografía, el arte objeto y la instalación a una realidad cada vez más urgente para nuestro entorno: la contaminación del agua.

Algo Va Mal es una iniciativa del fotógrafo tapatío Alberto Magno que surge con el objetivo de comunicar a través del arte una problemática ambiental que está repercutiendo directamente en un recurso vital e indispensable para nuestra existencia y para nuestro ecosistema.

Situándonos en un contexto inmediato, la exposición se circunscribe a un tema central que nos atañe a todos: el río Santiago. Este problema, que ha sido minimizado en la agenda pública y en los medios de comunicación, ha encontrado en el arte una alternativa a la censura y a la desinformación evidenciando una crítica social, política y ambiental que pone de manifiesto el carácter prioritario e impostergable de esta deplorable situación.

“Si el agua fuera una persona, ¿qué le dolería? ¿qué sentiría? ¿qué tendría que hacer para sobrevivir?”.

El discurso central de Algo Va Mal nos remite a un paisaje gris, tóxico y decadente en el que el río sobrevive a sí mismo personificado en el cuerpo de una mujer que está presente en las fotografías. Ella vive el sufrir del río, y el río nos sufre a todos. Otro aspecto a destacar de esta exposición es que todas las fotografías están sustentadas por una investigación documental realizada por la publicista Katia Ramírez y el mismo Alberto Magno. El proceso creativo del proyecto comenzó en marzo de 2014 y se dividió en tres etapas: el primer contacto se estableció a través de una investigación etnográfica básica, después se trabajó en la parte técnica que involucró directamente al río para finalmente abordar el tema del corredor industrial de El Salto. La investigación contempla datos cuantitativos, geográficos, ambientales, entrevistas cualitativas y demás documentación que fue consultada durante casi todo un año de preparación y monitoreo. De esta manera, los resultados tanto de la investigación como del proceso artístico son finalmente presentados en esta exposición que reúne en un mismo espacio las diferentes perspectivas con las que uno puede aproximarse al problema del río Santiago.

Las 24 fotografías que conforman la exposición fueron tomadas en diferentes puntos del río Santiago, incluyendo el Salto de Juanacatlán —conocido también como el Niágara mexicano—, Las Pintitas y el mismo municipio de El Salto. De igual manera, extractos de agua de diferentes zonas del río Santiago fueron recolectados en frascos de vidrio para ser exhibidos como parte de la instalación, demostrando toda una gama cromática que va desde los verdes esmeralda hasta el ambar opaco y desteñido. Además cuenta con una intervención con hilos que representa una invasión de la contaminación de manera simbólica: fotos rotas, sombras que nublan la vista, detalles que parecen estar fuera de lugar y otros errores intencionales se configuran bajo un juego simbólico que responde al título creativo de la exposición.

Ya que este proyecto tiene un fin socioambiental y busca generar conciencia pública respecto a la contaminación del agua, el recorrido de la exposición concluye con una lista  de microacciones sugeridas para que cada uno de los visitantes pueda aplicarlas desde su cotidianeidad y fomentar así una vida sustentable. Por su parte, también se proponen macroacciones que fueron pensadas para el sector empresarial como una guía para convertirse en una empresa socialmente responsable.

“Creemos que es un paisaje que tenemos que rescatar. Todos somos responsables, todos tenemos un problema llamado río Santiago y todos podemos hacer un cambio”.

La exposición Algo Está Mal permanecerá en exhibición hasta el 28 de febrero en Torre Mind (Av. Faro #2350). Puedes visitarla de lunes a viernes de 8:00 am a 6:00 pm. La entrada es libre. Para obtener más información visita algovamal.net o sigue el proyecto de cerca en su fanpage de Facebook dando clic aquí.

About maria arcadia

Soy un robot.