Cuando el rock se niega a morir

12208608_1923095711249877_8810756404892957346_n«Rock Sobre Mi Tumba»
Cortometraje/Mockumentary
Dirección por Lola Rodriguez
Música por Tannen
Fx Foro
22 de enero del 2016
Zapopan, Jalisco.

IMG_0825 Ah, el rock. Mientras más nos esforzamos en trascenderlo, criticarlo, desecharlo, martirizarlo o sencillamente olvidarlo; más nos agarra del cogote y nos recuerda que muy a pesar de los padres -o los abuelos- de nuestros padres, sí fue algo más que una moda, lo cuál, extrañamente, ha terminado significando muchísimo para una generación que se ha formado ante la idea de generar y desechar «tendencias» en un lapso no mayor a dos semanas, cuando mucho.

Tanto para los millenials, como para la generación Y, la generación X, los Baby Boomers o para cualquier otra simplonada de nombre que se le haya ocurrido a BuzzFeed para llamar a aquellos que nacieron antes o después de nosotros -luego de los años cincuenta-, el rock ha significado un estado del ser más que una moda. Y créanme, esto no es ninguna payasada romántica. Reto a cualquiera de ustedes a catalogar, analizar o deconstruir este género como un objeto de estudio no susceptible a una mirada ontológica, puesto que se van a terminar encontrando con que hay tantas variantes, tantas escuelas y tantas corrientes como estrellas en el firmamento… y a su vez, estrellas de rock en los cementerios. Nos encontramos ante un fenómeno musical, ético y estético que es uno -en apariencia- y cientos en la realidad. Un estilo y una forma de vida que apela a cientos de tipos de personas; que se comunica con generación tras generación; y encontraremos un género que habla diferente para cada concepción del mundo, para cada nacionalidad, para cada cultura y para cada sub-cultura, sin embargo, ligado eternamente a la modernidad y a la masificación mediática, eternos enemigos imaginarios de la multi e interculturalidad.

IMG_0824

Podríamos pasar horas hablando sobre lo que esto significó y sigue significando para cada región del mundo, pero en primera, existe muchísima gente que lo ha hecho antes y mejor que yo *coff*JoséAgustín*coff*, y en segunda, el tema que nos atañe a esta nota tiene qué ver con una concepción muy específica: La de la directora tapatía Lola Rodriguez, que con su falso documental -o permítanme la pochada, «mockumentary»- de al rededor de 30 minutos de duración, le presentó a una audiencia conformada por todos las generaciones anteriormente citadas, una interpretación del fenómeno de la contracultura vivido en México durante los años setentas, la noche del viernes 22 de enero, en el espacio «alternativo» Fx Foro, ubicado en Av. Xóchitl #4385, a pocas cuadras de la UNIVA.

La producción, financiada a partir de una exitosa campaña de crowdfunding, narra las desventuras de una banda de rock llama «Oídos Sordos», conformada por jóvenes y pachecos músicos con delirios de grandeza y fortuna, que al final, termina conociendo la tragedia a partir de la muerte de su guitarrista principal: Francis, un «alma rebelde» que se introduce como el prototipo de roquero cabeza de chorlito, que no sabe hacer nada bien excepto causar problemas y tocar la lira muy perrón.

IMG_0835

Un trabajo audiovisual que a lo largo de varios meses logró juntar una manada de millenials, un par de equisones y tres baby boomers, para que a través de una cuidada ambientación y una historia sostenida principalmente por la excepcional música de la banda tapatía Tannen, dirigió una mirada romántica y sentimental de uno de los conflictos generacionales más interesantes de nuestra historia moderna. Un conflicto que se niega a morir.

IMG_0915

La noche estuvo sazonada por una impecable presentación acústica -ya sé, que loco, ¿no?- de la banda que, liderada por Alex León, aportó el soundtrack a la producción; por un olvidable dueto de jazz a voz y guitarra y por un conjunto de cumbia, igualmente inocuo , proyectos que en conjunto, plantearon un encuentro cautivador entre diferentes aproximaciones hacia un mismo estilo musical. Rock Sobre Mi Tumba es un trabajo íntimo y comprensible, que aborda su tema desde una perspectiva generalizada, bajo la cual todos somos susceptibles de comprender el amor tan desmesurado que tantas y tantas personas sienten hacia este estilo musical.

IMG_0957

Actualmente, el cortometraje se encuentra en gestiones y trámites para poder llevarse a otros sitios dentro y fuera del país. Y cabe mencionar, que sus creadores mantienen una mirada optimista en cuanto a la recepción del público, porque pues a pesar de todo, ¿a quién no le gusta el rock?

Fotografías del evento por Cecilia Aldana